Una visita a Bohin

Share this article

Hace poco, un autobús lleno de maravillosas bloggers francesas puso rumbo a Normandía. ¿El destino final? ¡BOHIN France!

Bohin es la única fábrica de alfileres y agujas que sigue funcionando en Francia. Eso hizo que la excursión fuera única y nos dio la oportunidad de observar la fabricación tradicional (francesa) muy de cerca. Pasamos la tarde viendo las impresionantes máquinas, técnicas y trabajos de precisión empleados para fabricar los alfileres y agujas. ¿Lo mejor de todo? Los productos de Bohin no son solo lo mejor de lo mejor en cuanto a calidad se refiere, sino que también tienen un aire retro impresionante. ¡Hablamos de productos que llamarán mucho la atención en tu cuarto de costura!

¿Tienes curiosidad en saber cuál fue la impresión de las chicas? ¡Puedes leerlo y verlo aquí!

‘El viaje a BOHIN France fue una experiencia maravillosa. Fue la oportunidad perfecta para conocer a otras Sewistas e intercambiar ideas. Este intercambio de ideas fue el hilo conductor durante toda la tarde. Nos introdujeron en el bordado, en una técnica impresionante por su increíble precisión, y nos enseñaron las diferentes fases del proyecto de fabricación. La guinda del pastel fue la pasión y el tremendo entusiasmo por compartir conocimientos que nos transmitieron durante toda la visita. Aprendimos muchísimo sin darnos cuenta. ¡Lo pasamos genial!

-- @naivesowhat

‘¡Fue un día fantástico! Para empezar, me encantó conocer a las chicas “en la vida real”. Normalmente, solo nos vemos y oímos por Internet. ¡Reunirnos fue perfecto y muy reconfortante! También conocí a otras bloggeras cuyas cuentas de Instagram no seguía. El ambiente fue genial y sobra decir que estuvimos todo el tiempo hablando de nuestra pasión compartida, ¡el punto y la costura!

También fue genial conocer a dos de las personas que están detrás de Fibre Mood. Isabelle nos contó cómo empezó Fibre Mood y, ¡me encantó su historia! Me dio una perspectiva diferente de la marca y me hizo ser más fiel aún a Fibre Mood. Además de Isabelle, también estuvo Julie. Ya conocía a esta mujer tan querida y alegre de Instagram.

Cuando llegamos a BOHIN, me quedé asombrada con todas las máquinas. La tradición histórica es absolutamente digna de admiración. Me asombró el trabajo que realizaban en los talleres. Había una gran profesionalidad y, al mismo tiempo, el ambiente seguía siendo cálido y familiar. 

Ver toda la cadena de producción de agujas nos hizo conscientes de lo valiosos que son los materiales que usamos cada día (incluyendo las agujas que están por toda la casa, sí, esas). ¡Estoy convencida de que a partir de ahora lo tendré en cuenta y las trataré mejor!

En resumen, pasé un día increíble gracias a Fibre Mood. Se trataba de mi hobby, aguja e hilo y ¡conocí a gente nueva y genial!’

-- @little_c_celia

Llegamos a un lugar en el que he estado muchas veces, ¡Saint-Sulpice-sur-Risle! A menudo paro allí cuando voy de camino a algún sitio. ¡Y resulta que también es el hogar de una famosa fábrica de agujas! 

BOHIN France está llena de belleza e historia. Estaba feliz como una perdiz por explorar los alrededores, la fábrica, el río que rodeaba el complejo, la tienda. ¡Fue como pasar un día entero en una tienda de dulces!

Después de comer, descubrimos una artesanía impresionante, el encaje de Alençon, presentado Charlène Poret, de Artextiles. Se caracteriza por ser un arte extremadamente delicado y meticuloso, por su conocimiento y su técnica. Charlène posee un conocimiento asombroso que tiene que preservarse a toda costa. 

La siguiente parada: ¡Visita a la fábrica!

Cuando llegamos, conocí la increíble historia de un niño de 8 años que quería hacer agujas. Al entrar en la fábrica, todo cambia: los colores, el ruido, el olor...

Hay tantas máquinas, tantos pasos para llegar a producir nuestra arma mágica, tan a menudo maltratada por sus poseedores: ¡la aguja!

Me sorprendió lo mucho que implica la creación de este producto tan pequeño. En mi opinión, la aguja de Bohin es un producto con un alto nivel de artesanía y calidad. Y esa calidad es algo que se ha transmitido de generación en generación. Es algo que se muestra en la exposición permanente. 

Mi más sincero agradecimiento a Coralie, Audrey, Christophe y a todo el equipo de BOHIN France por este día tan fantástico. Fue un día educativo, en el que pareció que el tiempo se hubiera detenido. 

--- @Rouge Cerise Paris

‘¡Qué día tan increíblemente gratificante! Tuvimos un asiento en primera fila mientras nos desvelaban los secretos de la producción francesa de agujas, muy guay. Me gustó mucho el entusiasmo de los empleados, ¡la demostración y su experiencia es realmente impresionante!

--- @lagouagouache

¿Mi día en Bohin? ¡Fue increíble! ¡Mereció mucho la pena el viaje en tren hasta allí! El día estuvo lleno de encuentros maravillosos relacionados con el mundo de la costura sin ni siquiera una máquina de coser a la vista. Todas estábamos vestidas para la ocasión, de pies a cabeza, con nuestras mejores creaciones de Fibre Mood.

Sin Fibre Mood, nunca hubiera tenido la oportunidad de conocer esta preciosa fábrica. Bohin es un lugar en el que cada empleado realiza su trabajo con una pasión por su profesión y con una precisión increíbles. Un dato curioso: ¿sabías que cada pequeño alfiler se clasifica uno a uno para alcanzar la forma perfecta?

Aunque la fábrica fue asombrosa, tengo que admitir que la mejor parte del día fue el encuentro que tuvimos como apasionadas de la costura. Nunca había hablado con ninguna de ellas en la “vida real” y solo conocía a las Sewistas de Instagram o por sus blogs. (Estresante...) ¡En esta ocasión nos vimos cara a cara, sin filtros de Instagram! Y fue increíble. ¡¿Hasta la próxima?!

--- @Fais_moi_syne

Nunca pensé que hicieran falta tantos pasos y tanto cuidado para hacer mis agujas. ¡Sobra decir que ahora tengo una perspectiva diferente de estos pequeños milagros!

 --- @Happy_as_a_bee_

Todo costurero o bordador conoce y usa Bohin; los pequeños kits de agujas o alfileres con su característico look vintage son un clásico en los cuartos de costura. Bohin es un referente de calidad que existe desde... Ahí es cuando piensas: '¿No ha existido Bohin desde simpre?'

Llegamos a un entorno precioso: una vieja fábrica, cuyos edificios se extienden a los largo de las orillas de un río, situado en el Bocage de Normandía.

Después de una agradable comida, Charlène Poren nos introdujo en el arte del encaje de Alençon. Nos mostró una antigua técnica de bordado, que es muy poco frecuente en nuestros días. ¡Qué maravilla!

Coralie compartió con nosotras la historia de la empresa, que se remonta a principios del siglo XIX. Después, seguimos toda la cadena de producción de una aguja y, dejadme deciros que, ¡es necesario un montón de experiencia! Las múltiples y meticulosas fases y las máquinas específicas (antiguas y modernas) que se precisan nos las enseñaron con enorme orgullo los propios trabajadores. 

El ambiente fue muy acogedor, desde los dueños a los trabajadores, y todos contestaron a nuestras preguntas con la misma amabilidad. La tienda que tienen es como una tienda de golosinas, ¡con todo tipo de agujas y tijeras de todos los tamaños y colores!

Me encantó descubrir cómo Bohin es una empresa contemporánea arraigada en la historia. Esa historia que es palpable con la fuerte presencia del fundador, Benjamin Bohin, el ambiente familiar, la mezcla de maquinaria antigua y moderna y la artesanía, que está por encima de todo. 

--- @astreeinsta

Chicas, gracias por todo vuestro entusiasmo durante nuestra salida, ¡lo pasamos genial!

¿Quieres visitar BOHIN France? BOHIN France está a tan solo dos horas de París y ¡de verdad que la visita vale la pena!

Share this article

¿Te gustaría recibir lo mejor de Fibre Mood en tu buzón cada semana?