Hombres que cosen: ¡os presentamos a Paul y Dille!

‘Persigue tus sueños. Atrévete. Descubre. Hazlo.’

Share this article

¿Sabías que la sastrería es una profesión digna de hombres? Seguro que conoces estos nombres: Yves Saint Laurent, Ralph Lauren, Guccio Gucci y Giorgio Armani. Hemos conocido a dos generaciones de Costureros: Paul Vervenne y Dille Ach.

Paul Vervenne – Sastre jubilado

Paul Vervenne tiene actualmente 85 años y, desde que tenía 18, siempre tuvo una gran pasión por hacer ropa. Heredó el gen de la costura de su madre y, más tarde, convirtió esa pasión en su carrera. Conoce a Paul Vervenne, sastre retirado.

‘Mi madre tenía una máquina de coser y hacía prendas para toda la familia. Cuando era adolescente, me maravillaba su habilidad. Tenía mucha curiosidad, lo que hizo que me enseñara los trucos del oficio. Parece que el gen de la costura es muy tenaz, dado que todavía no he abandonado la aguja y el hilo’. A los 18 años, Paul Vervenne comenzó su formación y sus prácticas de sastre en la escuela de sastrería de Sint-Kruis (Brujas).

 ‘Pasé cuatro años en un internado. Habría hecho lo que fuera por ello. Cogía el tren a primera hora del lunes y no volvía a casa hasta el sábado por la tarde. Se convirtió en una parte muy importante de mi vida desde muy joven.’

‘Persigue tus sueños, porque hará que seas más feliz’.

Paul Vervenne se graduó summa cum laude y montó su propio taller de costura lleno de confianza. ‘No soy muy grande, por eso me especialicé en tallas no estándar. Así mis clientes también podrían tener ropa perfecta a su medida’. Su objetivo era que cualquiera pudiera brillar con sus prendas. Y, al final del día, lo había conseguido.

¿Cómo lo hizo? Paul diseñaba sus propios diseños o usaba patrones para hombres que tenía de su proveedor de telas, Rundschau München. ‘Mis clientes eran principalmente hombres, pero también me encantaba ayudar a mujeres y niños’.

Paul trabajó como sastre durante 40 impresionantes años. Después se prejubiló, pero perder el tiempo no iba con él. Y así fue como terminó cosiendo ropa hasta los 80 años. Actualmente sigue involucrado en el negocio, pero principalmente por amor a su familia. Nunca le importa hacer arreglos y modificaciones para ellos. Y coser mascarillas fue algo en lo que quiso participar. Dejar la costura por completo, ¿es una opción? No. Es una vida que prefiere no imaginar.

Dille Ach – Aspirante a diseñador de moda

Dille Ach

Dille Ach es de un pequeño pueblo de Flandes Occidental donde la moda no tiene importancia en la vida diaria. A pesar de eso, decidió salir de su zona de confort a los 20 años para estudiar moda en la Real Academia de Bellas Artes de Gante (KASK), una prestigiosa escuela de arte.

Desde la escuela secundaria, Ach se sintió cada vez más fascinado por el mundo de la moda. ‘Uno de mis profesores me presentó a un diseñador de moda de Ámsterdam. Fue conociéndole mejor y así fue como conocí también a estudiantes de moda de Amberes. Cuanto más aprendía sobre el mundo de la moda, más convencido estaba de que era lo que quería hacer’.

El programa de estudios de moda que cursa Ach prepara a los futuros diseñadores de moda para la vida en la industria. Los estudiantes descubren allí quiénes son y el resultado es que florecen los espíritus más creativos. Dille no tiene ningún plan concreto todavía para el futuro, pero sea lo que sea, seguro que está ligado al sector de la moda. Está considerando trabajar para una marca de moda. Su gran sueño es crear su propia marca de moda con otros diseñadores pero, por el momento, deja sus opciones abiertas.

Dille y el arte son una pareja perfecta. Por ejemplo, también disfruta escribiendo poesía, prosa, cuentos, música y pinta y dibuja. ‘Es simple. Todo está conectado. No podría diseñar sin ser capaz de dibujar también en todos estos medios’.
​​​​​​​
‘Realizar ropa cubre diferentes elementos. Mi favorito es el proceso de diseño en sí mismo, pero para convertirlo en realidad. Obviamente, paso mucho tiempo en mi máquina de coser. Cuanto más lo hago, más me gusta’.

Share this article

¿Te gustaría recibir lo mejor de Fibre Mood en tu buzón cada semana?