Bloguera destacada: Liesbet

Share this article

Crear piezas únicas para compartir en tu blog e inspirar a otros – el combo de costura y blog está de moda. El número de blogueros en el mundo de la moda sigue multiplicándose, y por eso Fibre Mood presenta a un nuevo bloguero cada mes. Este mes, conoce a Liesbet, de Vlijtig Liesje knutselt. Descubre qué significa coser para ella y cuál es su papel en esta comunidad.

 

 

 

 

banner_Liesbet

¿Qué te llevó a empezar tu blog?

Empecé mi blog antes incluso de saber coser. Por lo que, en el pasado, solía escribir más sobre manualidades, personalizar armarios, jardinería y descubrimientos en tiendas solidarias. Sin embargo, la costura empezó a ocupar gradualmente más espacio en mi vida y en el blog.

Comparado con lo que era antes, en los últimos años el blog ya no se lee tanto. Instagram está cada vez más presente. Y eso está bien, claro. Instagram es también mi fuente de inspiración y donde trato de contar mi historia con imágenes. Puedes encontrarme aquí @vlijtig.liesje.

Quizás te preguntes por qué insisto en mantener un blog, pero sigo pensando que es bonito tener una visión general de todas las creaciones, un pequeño archivo, en el que puedo clasificar según las creaciones de ‘Fibre Mood’, ‘costura para los niños’, ‘primera comunión’, etc.

¿Cómo aprendiste a coser y/o tejer?

Mi madre también cosía. Cuando era pequeña, solía usar retales de tela para coser mochilas, ropa y sacos de dormir para mis barbies. Mi abuela me enseñó a tejer, lo que significaba que también había mini jerseys. Desgraciadamente, tejer nunca fue mucho más allá. Nunca pasé de tejer una bufanda o un gorro.

Sin embargo, coser es otra historia. Hace seis años, mi madre me llamó sin motivo y me preguntó: "¿quieres una máquina de coser de regalo?". Y el resto es historia.

Aprendí a coser probando y cometiendo errores con telas de tiendas solidarias, un libro de técnicas de costura a mi lado y buenas instrucciones con muchas fotos del paso a paso. En un fin de semana de costura, de vez en cuando coges cosas de tus compañeros Sewistas, que casualmente están tomando clases.

 

 

 

 

¿Qué retos encuentras en relación al trabajo de preparación?

Para empezar, siempre me esfuerzo en hacer ropa que vaya a ponerme. Me interesan mucho las combinaciones de tejidos y colores. La elección de la tela y cómo modificas los patrones para destacar exactamente lo que deseas es lo que hace en gran parte que el proyecto sea un éxito o fracaso.

A menudo, un patrón es la base que utilizo para hacer algo verdaderamente mío. Por una parte, eso lo hace más creativo y único, pero por otro lado, también quiere decir que soy un desastre siguiendo instrucciones. A veces las cosas salen mal y es el precio que pago por ello.

Me hace súper feliz cuando al final termina saliendo algo como lo que tenía en mente (o incluso mejor). Por eso el concurso de Fibre Mood “Haz tuya Victoria” era justo lo que más me gusta.

¿Podrías decirnos cuáles son algunas de tus creaciones favoritas?

Realmente me encanta el proceso; cómo una idea crece, se va refinando y, al final, se convierte en algo completamente tuyo. Hice ropa para 3 niños para su primera comunión, y cada uno de esos proyectos me dio una sensación inmensa de satisfacción

 

 

 

 

Sin embargo, no siempre quiere decir que tenga que modificar mucho el patrón. Para el  vestido Trish casi no cambié nada, y es maravilloso llevarlo puesto. Es perfecto también para esos días en los que estás un poco de bajón.

Cuando no coso para mí misma, lo que me saca la sonrisa es ponerme la ropa que hago (o que me den su opinión de cómo puedo hacerlo mejor la próxima vez).

Coser para mi marido es un desafío en particular. Lo mires por dónde lo mires, las opciones son más limitadas. No puede ser aburrido, tiene que quedar perfecto y debe ser preferiblemente algo que no puedas comprar en una tienda. Descubrí hace poco que los patrones de hombres de Fibre Mood no necesitan muchas alteraciones, así que seguro que este año haré más ropa de hombre.

Todavía consigo que mi hijo se ponga cualquier cosa de ropa siempre que no sean prendas de vestir.

Y en cuanto a mi hija, hacerle ropa estos días se está convirtiendo cada vez más en un trabajo en equipo. Probamos y buscamos qué le gusta, elegimos telas y decidimos juntas los detalles finales.

El jersey súper sencillo Emma es un ejemplo de cómo el trabajo en equipo puede salir muy bien. ¡Este jersey casi nunca se guarda en el cajón!

 

 

 

 

¿De dónde sacas la inspiración para tu blog? ¿Hay otros blogs que te gusten o que encuentres inspiradores?

Puedes encontrar inspiración en cualquier lugar y en todas partes. Está Instagram, por supuesto, o Pinterest, y también las buenas revistas de moda antiguas. Mi feed de Instagram está lleno de cuentas de diseñadores: Bellerose, Morley, Les Soeurs, Essentiel, Red Juliet, Atelier Assemblé, etc. Pero también de blogueros (de costura) y de diseñadores de patrones (principalmente belgas y franceses). La carpeta de capturas de pantalla de mi móvil casi siempre está llena.

¿Cómo es tu espacio de trabajo? ¿Dónde está?

Mi lugar de costura, anteriormente ‘la oficina’, nunca está acabado. Estoy segura de que no es un cuarto de costura para mostrar en una revista. Por ejemplo, a pesar de llevar viviendo bastante tiempo aquí, nunca lo he pintado. Hay un montón de cosas, pero casi todas tienen una historia detrás. Mi armario de telas es un hallazgo que hice en una tienda solidaria. Hay una alfombra de mi abuela, un proyector con diapositivas de mi infancia (mi padre era un fotógrafo aficionado), todos los libros y revistas de costura, mi bici de carreras (que compré después de una lesión por correr… Algo que debería haber hecho antes…), etc.

No ganaré un premio de decoración de interiores, pero es un lugar que me hace sentir bien, rodeada de todas estas historias.

 

 

Share this article

¿Te gustaría recibir lo mejor de Fibre Mood en tu buzón cada semana?