Alerta de hack de patrón: Conoce a Emily de Self Assembly Required y su vestido #Elma

Share this article

Crear piezas únicas para compartir en tu blog e inspirar a los demás: la combinación de costura y redes sociales está de moda. Y como el número de blogueros de costura en el mundo de la moda sigue multiplicándose, Fibre Mood presenta, cada mes, a un Sewista que haya realizado un hack original de algún patrón de Fibre Mood. Conoce a Emily de Self Assembly Required y su hack del patrón #Elma este mes. ¡Tienes más información sobre su maravillosa creación aquí! 

banner Selfassemblyrequired

¡Hola, queridos amigos de costura! Soy Emily, del blog Self Assembly Required, y estoy aquí para compartir mi hack del vestido Elma de Fibre Mood!

Llevo cosiendo más de 10 años (¡aunque parece que hace mucho más tiempo!) y una de las cosas que me apasiona es adaptar y hackear patrones para ajustarlos a mí y a cualquier tendencia que me vuelva loca en ese momento. ¡Mi vestido Elma no es una excepción!

Elma es un minivestido con botones en el delantero de la décima edición de Fibre Mood (¡llevo mucho tiempo suscrita a la revista Fibre Mood y creo que este es el mejor número hasta ahora!). Tiene todo lo que me gusta en este momento: grandes mangas abullonadas, un precioso escote cuadrado y corte princesa. ¡Está tan a la moda!

Para hacerlo aún más acorde a mi estilo actual, ¡he hackeado el patrón para hacerlo maxi!

Mi guía para el hack del patrón Elma

Añadí 30 cm a cada pieza del patrón para conseguir el largo que quería (nota: mido solo 1,57 cm así que, ¡si lo haces añade más si eres más alta!). Seguí la forma de cada pieza del patrón, por lo que la parte alargada de la falda quedó más abierta hacia el dobladillo. También añadí cintas en la cintura, en las costuras entre las piezas traseras centrales y laterales, ya que me gusta poder ajustar el vestido a la cintura. Creo que ayuda a romper un poco la forma y también atrae la mirada a mi parte más fina. Hice las cintas con tiras largas de 4 cm de ancho, que después doblé con una herramienta para hacer cinta al bies.

Para mi versión utilicé una preciosa viscosa estampada de terrazzo rosa. La suavidad de la tela hace que caiga muy bien y que se sienta de maravilla al llevarla puesta.

Alargar las prendas es un hack que he estado haciendo bastante últimamente – los vestidos midi y maxi son imprescindibles en mi armario porque son muy ponibles (¡solo tienes que añadir unas zapatillas blancas y una chaqueta de piel!). Es fácil de hacer y puede cambiar por completo el estilo de una prenda, dando mucho más uso a un patrón.

Mis otros hacks favoritos son añadir mangas abullonadas u obispo a todo, poner volantes en los dobladillos y cambiar los escotes. Sin duda es un proceso adictivo, ¡sobre todo cuando te das cuenta de las infinitas posibilidades que existen!

¿Te gustaría hacer tu propio vestido de Elma? ¡Compren el patrón aquí!

Share this article

¿Te gustaría recibir lo mejor de Fibre Mood en tu buzón cada semana?