¡Alerta de hack de patrón! Conoce a Clem, de Clemsoubi, y su #Martha.

Share this article

Crear piezas únicas para compartir en tu blog o Instagram e inspirar a otros: la combinación de costura y redes sociales está muy de moda. Y como el número de blogueros de costura en el mundo sigue aumentando, Fibre Mood presenta, de manera regular, a un Sewista que haya tomado un patrón de Fibre Mood y realizado un hack único. Te presentamos a Clem, de @clemsoubi, y su hack del patrón #Martha. ¡Descubre más sobre su maravillosa creación aquí!

Clemsoubi

iHola! Me llamo Clem, tengo 33 años y vivo en el suroeste de Francia.

Empecé a coser con mi madre y mi abuela cuando era bastante joven, pero fue cuando cumplí 20 años y mis amigos me regalaron una máquina de coser por mi cumpleaños (¡el mejor regalo de todos!), cuando empecé a coser de manera regular.

Me uní a las redes sociales bastante tarde, primero como espectadora y después de forma más activa, desde marzo de 2019, con mi cuenta de Instagram @clemsoubi.

El descubrimiento de los patrones de costura fue una revelación, pero solo me atreví a hackearlos hace poco. Desde entonces, ¡cada vez adapto más los patrones a mi gusto, forma de mi cuerpo y lo que me apetece!

Me enamoré del patrón Martha de inmediato. Siempre me ha encantado esa forma para una gabardina, con los canesús adicionales en la parte superior. Sin embargo, quería algo que fuera aún más fácil de llevar que una gabardina, que a veces me resulta un poco complicado. Decidí convertirla en una especie de camisa conservando el cuello, que me encanta, los canesús tan representativos y las bonitas mangas raglán.

Guía para mi hack del patrón Martha
 

Omití muchos detalles que creo que habrían sobrecargado demasiado la camisa, como los bolsillos, las trabillas de los hombros, los puños y el cinturón. Solo tracé y corté las piezas que correspondían a la parte superior del abrigo (para el delantero, la espalda y las vistas, solo usé uno de los dos paneles necesarios para hacer la gabardina). Una vez cosido todo, acorté la parte inferior de la prenda 15 cm, del bajo de los canesús delantero y trasero. Ten en cuenta que esto hace que quede un top bastante corto, que a mí me encanta porque solo llevo prendas de cintura alta.

Para terminar, hice los puños de las mangas cerrados con cintas (3 cm x 20 cm ya cosidos) y concluí haciendo una tira doblada sobre sí misma para envolver el bajo de la camisa, que fruncí para que coincidiera con el largo de la tira (5 cm de ancho y, de largo, mi medida de cintura + 30 cm). Puse dos botones a presión en esta tira para cerrar la camisa y... voilà!

Quería haber hecho incluso una versión más sencilla, sin la tira del bajo y sin los puños de las mangas, haciendo un dobladillo simple, para llevarlo con forro (o no) con una parte de abajo de talle alto y mangas remangadas. Lo siguiente será una sobrecamisa Rya en una tela tejida gris muy bonita que tengo guardada desde hace mucho tiempo y que es perfecta para este proyecto, pero probablemente con algunos detalles adicionales que contrasten (¡no puedo evitarlo!).

Clem

¿Te gustaría hacer tu propia Martha? ¡Compra el patrón aquí!

 

Share this article

¿Te gustaría recibir lo mejor de Fibre Mood en tu buzón cada semana?